Early childhood brain development has major impacts for supporting a whole child as they grow into the later years of their life. There are impacts on their physical, mental, and academic learning. Exposure to chronic stressors and trauma can have long-term negative consequences for a child’s brain, something that has felt more familiar during 2020 and the pandemic.

Enter 2021: it’s a new year, a new me, and hopefully the end of the pandemic! While there may be some light at the end of the 2020 pandemic tunnel, we aren’t there just yet. We know that kids experienced stressors and trauma like never before and that doesn’t end with the turn to 2021. Often, mental health challenges can escalate for many of us as the holidays end and we remain in the cold, dark months of winter. Add to this stay at-home orders, mandated isolations, and the MANY stressors of a pandemic on home, school, and work life. So, how can we continue to support one another and the kids in our community with their mental health?

Today, we will dive into some of the foundations that families can create to support and strengthen a child’s mental health.

One key tool for kids is through social-emotional learning (SEL) work that can help to nurture a more resilient child by equipping them with skills for mental and social well-being. The five competencies of SEL in this chart can be built through practices used with kids in collaboration across schools, families, and the community. While SEL programming doesn’t encompass all mental health conditions (e.g., depression, anxiety, PTSD) it can help provide support and coping for a child diagnosed with some of these conditions.

Adults play a crucial role in helping kids attain their physical and emotional needs, particularly to have the nutrition and stimulation to help them continue to develop into mentally and physically strong, thriving young people. Check out these Positive Parenting Tips from the CDC.

Beyond SEL, the basics for good mental health fall into six key categories, according to Mental Health America.

  1. Unconditional love
  2. Self-confidence and high self-esteem
  3. The opportunity to play with other children
  4. Encouraging teachers and supportive caretakers
  5. Safe and secure surroundings
  6. Appropriate guidance and discipline

The tips on their website cover a plethora of ways to reinforce these categories in your child’s life and environment. Largely, all kids need LOTS of encouragement and open communication, including means of reinforcing good behavior and working with children on guiding away from bad behaviors.

Some activities you can do with your child to support their mental health include:

  • Worry time – sets aside space to discuss or write about their worry and work together to problem solve or overcome them.
  • Thought challenging – write down unhelpful thoughts they experience and come up with more realistic or helpful thoughts.
  • Activity planning – create an activity diary to schedule pleasurable and achievement focused activities.
  • Talking about feelings – create a time each week where your child talks with you about their thoughts and feelings.
  • 3 good things – before bed, spend time identifying and writing down three good things achieved that day.
  • Imagery – work with your child to imagine themselves in a future where things turned out in positive ways.
  • Being present – help to be present and in the moment by going on a walk and seeing how many different things you can take in with your different senses.

Mental health is something that we can all focus on a little bit more, and kids are no exception. Developing positive SEL practices and supporting the whole child is key to building stronger futures for our young people. While we can’t cover it all here, hopefully this provides a tool for continuing to think about and talk with the other adults in your child’s life about practices to nurture their mental health.

**If you are concerned about a child, some places to start would be to talk about your child’s behavior with their teacher, pediatrician, or a mental health professional that works with kids. As a reminder, if a child’s behavior is unsafe, or if they talk about wanting to hurt themselves or someone else, seek help immediately.

El desarrollo del cerebro en la primera infancia tiene un gran impacto en el apoyo integral de un niño mientras que crece. Hay impactos en su aprendizaje físico, mental y académico. La exposición a traumas y factores estresantes crónicos puede tener consecuencias negativas a largo plazo para el cerebro de un niño, algo que se ha sentido más familiar durante 2020 y la pandemia.

Entra a 2021: ¡es un año nuevo, un nuevo yo y, ojalá, el fin de la pandemia! Si bien puede haber algo de luz al final del túnel pandémico de 2020, todavía no hemos llegado. Sabemos que los niños lidiaron con factores estresantes y traumas como nunca y eso no termina con el cambio a 2021. A veces los desafíos de salud mental pueden aumentar para muchos de nosotros a medida que terminan las vacaciones y permanecemos en los fríos y oscuros meses de invierno. Agregue a esto las órdenes de quedarse en casa, los aislamientos obligatorios y los MUCHOS factores de estrés de una pandemia en el hogar, la escuela y la vida laboral. Entonces, ¿cómo podemos seguir apoyándonos unos a otros y a los niños de nuestra comunidad con su salud mental?

Hoy, profundizaremos en algunas de las bases que las familias pueden crear para apoyar y fortalecer la salud mental de un niño.

Una herramienta clave para los niños es a través del trabajo de aprendizaje socioemocional (SEL) que puede ayudar a nutrir a un niño más resiliente al equiparlo con habilidades para el bienestar mental y social. Las cinco competencias de SEL en este cuadro se pueden desarrollar a través de prácticas utilizadas con los niños en colaboración entre las escuelas, las familias y la comunidad. Si bien la programación SEL no abarca todas las afecciones de salud mental (por ejemplo, depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático), puede ayudar a brindar apoyo y afrontamiento para un niño diagnosticado con algunas de estas afecciones.

Los adultos tienen un parte crucial en ayudar a los niños a alcanzar sus necesidades físicas y emocionales, en particular para tener la nutrición y la estimulación que los ayuden a continuar desarrollándose como jóvenes prósperos y fuertes mental y físicamente. Consulte estos consejos positivos para padres del CDC.

Aparte de SEL, los conceptos básicos para una buena salud mental se dividen en seis categorías clave, según en Mental Health America.

  1. Amor incondicional
  2. Autoconfianza y alta autoestima
  3. La oportunidad de jugar con otros niños
  4. Alentar a los maestros y cuidadores que brinden apoyo
  5. Entorno seguro y protegido
  6. Orientación y disciplina adecuadas

Los consejos en su sitio web cubren una gran cantidad de formas de reforzar estas categorías en la vida y el entorno de su hijo. En general, todos los niños necesitan MUCHO estímulo y comunicación abierta, incluidos los medios para reforzar el buen comportamiento y trabajar con los niños para alejarlos de los malos comportamientos.

Algunas actividades que puede hacer con su hijo para apoyar su salud mental incluyen:

  • Tiempo de preocupación – reserve un espacio para discutir o escribir sobre sus preocupaciones y trabajar juntos para resolver los problemas o superarlos.
  • Pensamiento desafiante – escriba los pensamientos inútiles que sienten y proponga pensamientos más realistas o útiles.
  • Planificación de actividades – cree un diario de actividades para programar actividades placenteras y centradas en los logros.
  • Hablar sobre los sentimientos – cree un momento cada semana en el que su hijo hable con usted sobre sus pensamientos y sentimientos.
  • 3 cosas buenas – antes de acostarse, dedique tiempo a identificar y escribir tres cosas buenas que haya logrado ese día.
  • Imágenes – trabaje con su hijo para imaginarse a sí mismo en un futuro donde las cosas salieron de manera positiva.
  • Estar presente – ayude a estar presente y en el momento saliendo a caminar y viendo cuántas cosas diferentes puede asimilar con sus diferentes sentidos.

La salud mental es algo en lo que todos podemos enfocarnos un poco más, y los niños no son una excepción. Desarrollar prácticas positivas de SEL y apoyar al niño en su totalidad es clave para construir un futuro más sólido para nuestros jóvenes. Si bien no podemos cubrirlo todo aquí, es de esperar que esto proporcione una herramienta para seguir pensando y hablando con los otros adultos en la vida de su hijo sobre las prácticas para nutrir su salud mental.

** Si le preocupa un niño, algunos lugares para comenzar sería hablar sobre el comportamiento de su hijo con su maestro, pediatra o un profesional de salud mental que trabaja con niños. Como recordatorio, si el comportamiento de un niño no es seguro o si habla de querer lastimarse a sí mismo o a otra persona, busque ayuda de inmediato.

Traducir »